El nuevo proyecto secreto de Google es un “método anticonceptivo” para mosquitos

Los tentáculos del gigante de las búsquedas se siguen expandiendo y ahora también intentará frenar la propagación del Zika y el dengue, un terreno que ya pisan Mark Zuckerberg y Bill Gates

Miércoles, 19 de octubre de 2016
Por Antonio Regalado
Traducido por Teresa Woods
En uno de los campus de Alphabet en Mountain View, California (EEUU), unos entomólogos trabajan tras la puerta de acero de un laboratorio de bioseguridad para criar mosquitos. Se trata del último esfuerzo del gigante de las búsquedas de internet para crear colonias de insectos automatizadas.
El trabajo es un sorprendente proyecto nuevo de la spin-off de salud de Alphabet, Verily. La compañía aspira a liberar millones o miles de millones de mosquitos estériles para combatir la propagación del dengue y el Zika, incluidas ciudades estadounidenses.
El plan, que goza del apoyo de los niveles más altos de Alphabet, anteriormente conocida como Google y la segunda empresa más valiosa del mundo tras Apple, incluye nuevos dispositivos para criar mosquitos, software geoespacial para rastrearlos y pruebas piloto en las que los mosquitos serían liberados en zonas urbanas desde camiones.
Los grandes retos de salud pública difíciles de resolver parecen ser cada vez más irresistibles para Silicon Valley (EEUU). El pasado mes, Mark Zuckerberg anunció que donará unos 2.700 millones de euros para erradicar “todas las enfermedades” en el plazo de un siglo. Y el salto de Verily hacia los mosquitos también coloca la empresa en un territorio ya ocupado por Bill Gates, cuya fundación ha gastado 36 millones de euros en Eliminate Dengue, un programa de mosquitos que prepara intervenciones a gran escala en Río de Janeiro (Brasil) y Medellín (Colombia).

Crédito: Daniel Zender. 
El proyecto de Verily, que aún se encuentra en fase temprana, fue ideado por Linus Upson, el ingeniero de Google que anteriormente lideró Chrome, el navegador de internet de la empresa. Los mosquitos matan a más personas que cualquier otro animal, y, dice Upson, “la pregunta es qué podría hacer Google para resolverlo”, añade.
El Zika y el dengue se propagan por los Aedes aegypti, una especie de mosquito urbano común en América Latina que también se ha extendido hacia el norte. Este año el insecto empezó a propagar Zika en Miami (EEUU), lo que provocó los primeros casos de transmisión local de esa enfermedad en Estados Unidos.
Verily afirma que anuncia el proyecto porque espera realizar ensayos de campo con sus mosquitos, pero esos planes de divulgarán igualmente. Upson afirma: “Algunas personas de Estados Unidos está pidiendo ayuda. Pero si vamos a liberar mosquitos en el mundo real, necesitamos hablar con las comunidades. Esto no tiene nada que ver con lanzar un servicio de internet de consumo“.
Upson rehusó confirmar qué zonas, ciudades o países podrían ser los primeros. Solo dijo que las negociaciones con organizaciones colaboradoras aún no han concluido. Verily forma parte de las “otras apuestas” de Alphabet, que también incluye Google Fiber, la empresa antienvejecimiento Calico y Nest. Durante los primeros seis meses de 2016, estas empresas perdieron casi 1.500 millones de euros y a algunos inversores les sorprenderá que el gigante de Silicon Valley críe mosquitos.
La subsidiaria de ciencias biológicas de Alphabet ha lanzado un abanico de nuevas iniciativas que incluyen sensores de glucosa en miniatura y una empresa conjunta de unos 630 millones de euros con GlaxoSmithKline para desarrollar fármacos “bioelectrónicos”, aunque las ideas de la empresa también han suscitado críticas por ser aparentemente inconexas y poco realistas.
Upson, que es vicepresidente de Ingeniería de Verily, dedicó un año a investigar cada aspecto de la ciencia de mosquitos. Intercambió correos electrónicos con expertos y hasta asistió a reuniones celebradas en Hawaii (EEUU), donde los mosquitos están arrasando con los pájaros autóctonos. 
“Sabía que les interesaba el tema, pero el trabajo se ha realizado bajo un gran secretismo“, afirma el entomólogo australiano Scott O´Neill que lidera Eliminate Dengue.
Verily consideró varias ideas para controlar los mosquitos. Una de las tecnologías que estudió fueron los genes dirigidos, una “egoista” construcción de ADN que los mosquitos legan a sus crías, pero que después los envenena. Pero esa idea es controvertida y aún se encuentra en fase temprana, según Upson. Verily también dejó pasar la oportunidad de comprar Oxitec, una empresa de Reino Unido que ha estado probando mosquitos modificados genéticamente y que después fue adquirida por Intrexon, un conglomerado estadounidense de biología sintética, por casi 145 millones de euros. La spin-off de salud de Alphabet se decidió por una manera menos radical de modificar los mosquitos que consiste en infectarlos con una bacteria llamada Wolbachia. Cuando un macho con Wolbachia se aparea con una hembra, sus óvulos son fecundados de manera incorrecta y no se desarrollan. Considérelo como una forma de anticonceptivos.
Liberar millones de machos en un barrio o una ciudad podría provocar la desaparición de poblaciones de mosquitos.
La técnica de Wolbachia está bastante estudiada, se considera segura y también goza de ligeras regulaciones en Estados Unidos bajo la categoría de “biopesticida”. Una empresa, Mosquito Mate, ya ha estado probando la técnica en Los Ángeles y cerca de Fresno (ambas en EEUU), y sus ensayos no han provocado ninguna protesta pública.
“Es un campo genial al que pertenecer si tu mantra es ‘no seas malvado'”, afirma el biólogo evolutivo del Instituto Max Planck Guy Reeves. Su comentario hace referencia al eslogan original de Google. El experto continúa: “Es posible realizar lanzamientos experimentales sin poner el peligro el consentimiento de la comunidad que siempre forma la base para un control eficaz de mosquitos”.
La “técnica de los machos estériles” puede ser eficaz. Una campaña de décadas de duración de liberación de insectos ha hecho retroceder una plaga de ganado, la del gusano barrenador, desde Tejas (EEUU) hasta el itsmo de Panamá. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos aún libera moscas de la fruta estériles en Californa. Esos bichos son esterilizados mediante radiación.
El control de mosquitos generalmente compete a las autoridades de salud pública, por lo que no está claro cómo Verily podrá generar ingresos. Upson dice que Google lanza productos a menudo, como el navegador Chrome gratuito, aunque al principio no generen ingresos. El ingeniero afirma: “No necesitamos las respuestas para [poder] empezar. Podemos comprobar a dónde nos lleva”.
Lo que la empresa sí tiene claro es que será capaz de producir mosquitos de forma rápida y barata. Sus ingenieros están desarrollando formas automatizadas para criarlos y separar los machos de las hembras, una tarea realizada actualmente a mano al pasar las pupas por un filtro. Upson apunta: “Es complicado y queremos abordarlo con más ingeniería. Podemos abaratar el proceso a escala”.

Written by fglopez

Profesor de farmacia. Especialista en HPLC. www.cromatografialiquida.com Vicedecano proyeccion farmaceutica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s